Dice la conocida escritora Catherine l´Ecuyer que es el asombro el primer motor que mueve a los niños a aprender. “Los niños nacen con asombro, con un deseo innato por conocer. ¿Y qué es lo que causa asombro? La belleza de la realidad“. El mero contacto con la realidad que los rodea, descubriendo la belleza que le es intrínseca, despierta en ellos el deseo de acercarse a ella, de tocarla, de comprenderla. De este modo van despertando su imaginación y su inteligencia y adquieren el conocimiento. Y así, para facilitar ese conocimiento y posibilitarles el logro de una explicación ordenada y coherente de la realidad, en toda su extensión, y de sus causas, el maestro asume un papel esencial como guía del aprendizaje de sus educandos.

En este camino de crecimiento personal, es importante no desviarse del objeto que aprendemos: de lo real. Es la realidad lo que debemos aprender; la explicación viene después y no debe separarse de ella. En esto han insistido con acierto los mejores educadores de la tradición cristiana, con Santo Tomás de Aquino a la cabeza. Es decir, en el proceso de aprendizaje debemos huir de un idealismo estéril que no lleva sino a construir mundos paralelos marcados por la falta de realismo y la ideología; o a la distracción, que es lo contrario de la atracción, y hará que el niño acabe desinteresándose de lo que le rodea. Pero, como escribe L´Ecuyer, “la realidad es bella y misteriosa y suscita el deseo de conocer que nace de dentro y nos hace ser más libres. Es lenta y, por lo tanto, templa el alma porque prepara para esperar y desear antes que para tener”.

Por todo esto, el padre José Kentenich insistía en la importancia de partir de la realidad más cercana al niño a la hora de educarlo. Y así trabajamos en el Colegio Nuestra Señora de Schoenstatt: a través de la indagación, nuestros alumnos se aproximan a la realidad, “la tocan” y, guiados por sus profesores, van elaborando su propia síntesis, comprendiendo lo que les rodea. Ese papel de guía, a su vez, requiere un conocimiento pleno del alumno y el manejo de las técnicas pedagógicas adecuadas con soltura y destreza, de ahí la importancia de la formación permanente en nuestros profesores.

En este marco de formación, hemos invitado a la escritora Catherine L´Ecuyer a presentar en el Colegio su tesis sobre el papel del asombro en la educación de los niños y su acercamiento a la realidad. Aprovechando su estancia con nosotros, impartirá una conferencia en el Acto de Clausura del Curso 2017/2018, que tendrá lugar el día 21 de junio a las 16:00 horas. Esperamos encontraros allí y que disfrutéis de una pensadora cuyas tesis son sugerentes y os aportarán propuestas enriquecedoras para la educación de vuestros hijos.

Catherine L´Ecuyer es autora, entre otros, de los libros Educar en el asombro y Educar en la realidad. Mantiene el blog “catherinelecuyer.com” y colabora con el diario El País como experta en educación. También forma parte del grupo de investigación “Mente-Cerebro” de la Universidad de Navarra.

Pablo Siegrist

Gerente

Volver
 

Camino de Alcorcón, 17
28223 Pozuelo de Alarcón Madrid. España
Tlf:917 159 226 Movil:630 767 683