Con motivo de la conmemoración, en 2018, de los 50 años de la muerte del P. José Kentenich, Fundador de Schoenstatt, la Obra Internacional de Schoenstatt ha decretado a partir del 15 de septiembre de 2017 un año dedicado a conocer su persona, su carisma y su obra.

Como Colegio de Schoenstatt, en cuya espiritualidad se fundamenta nuestra pedagogía, nos adherimos a este tiempo para daros a conocer a quien es el alma de nuestro modelo educativo: el P. José Kentenich.

El Padre José Kentenich, un carisma mariano al servicio de la educación.

Podemos afirmar con rotundidad que José Kentenich (1885-1968), fundador del Movimiento Apostólico de Schoenstatt, es una de las grandes figuras del siglo XX. Así lo reafirmó San Juan Pablo II en audiencia pública, destacándolo como una de las grandes figuras sacerdotales del siglo XX.

Sacerdote, educador, más que director espiritual, padre de almas, profeta. Percibe una paulatina desintegración interior en el hombre posmoderno, cuya raíz está en la separación, en el distanciamiento entre Dios y el hombre en su realidad cotidiana. Este proceso llevado a sus últimas consecuencias, conduce a la destrucción del hombre, a su desintegración.

La respuesta que él propone ante las crisis sociales, políticas, religiosas, económicas, morales, es una: la creación del hombre nuevo y de la nueva comunidad.

La misión que Dios le encomienda al P. Kentenich, se pone de manifiesto ya desde su infancia.

A  la edad de 9 años, su madre lo consagra a la Santísima Virgen y desde ese momento María pasó a ser su madre. Este conocimiento vital de María le llevará al desarrollo de una religiosidad y de una educación desde y para la vida.

“Bajo la protección de María, queremos aprender a educarnos a nosotros mismos, para llegar a ser personalidades fuertes, libres y religiosas” es su programa pedagógico.

El 18 de octubre de 1914 llega el comienzo oficial del movimiento de Schoenstatt. A partir de la Alianza de Amor (Consagración a María), María se convierte en la Madre y Educadora de todos los hijos de Schoenstatt en y desde un lugar concreto: el Santuario de Schoenstatt, convertido en lugar de gracias y taller de educación.

Después de la primera y segunda guerra mundial y de permanecer 3 años y medio en el campo de concentración de Dachau, el P. Kentenich se dedica a viajar por el mundo visitando las fundaciones inspiradas en su obra.

En aquel momento, la originalidad de su mensaje y de su pedagogía no fueron comprendidas en determinados ámbitos de la Iglesia. Su obra y su persona fueron puestas a prueba y él se vio obligado a pasar 14 años separado de los suyos en el exilio en Milwaukee (EE.UU.).

A fines de 1965 es llamado a Roma y rehabilitado por el Papa Pablo VI. En la Navidad de ese año regresa a Schoenstatt y puede volver a asumir la dirección de su Obra.

Muere en la fiesta de los Siete Dolores de María, el 15 de septiembre de 1968, a la edad de 83 años. Sobre la lápida de su tumba se lee la inscripción: “Dilexit Ecclesiam” (“Amó a la Iglesia”).

Actualmente, la Obra de Schoenstatt se extiende por los cinco continentes.

Textos recomendados (que se pueden adquirir en el punto de información del Santuario o en la librería de Serrano):

Los años ocultos, de Dorothea Schlikmann

Tormentas de otoño, de Dorothea Schlikmann

Bajo la protección de María (Tomo I), del P. José Kentenich

Volver
 

Camino de Alcorcón, 17
28223 Pozuelo de Alarcón Madrid. España
Tlf:917 159 226 Movil:630 767 683